You are here: Home >Archive for the ‘hoteles’ Category

El rincón de Bell: Hotel Tres Reyes y Restaurante Europa, dos clásicos de Pamplona

Hoy os escribo nuevo post desde Pamplona donde estoy rodando una nueva peli y donde hace dos años hice Abracadabra. Por supuesto me alojo en el hotel “Tres Reyes”, el mismo…

(more…)

Tags: ,

Un hotel en Helsinki y una peluquería en Madrid

Octubre fue un mes de no parar y vivir con una maleta pegada pero, lo bueno, es que he descubierto muchos sitios interesantes que quiero compartir con vosotros en varios…

(more…)

Tags: ,

Tres hoteles muy diferentes (y muy recomendables) en Mallorca

Es Princep

Como os anuncié hace 15 días nos vamos a Mallorca donde he descubierto tres hoteles que me apetece que conozcáis.

HOTEL ES PRINCEP. Carrer de Bala Roja, 1. (esprincep.com)

Un nuevo hotel urbano que tuve la suerte de probar, es decir dormir, comer, cenar y hasta sesión spa  (así soy yo, si ya voy, me encierro) y que me parece perfecto para una escapada de fin de semana a la ciudad de Palma. Bonito, cómodo y con ubicación perfecta (a escasas calles de la Catedral).

Mis tres destacados:

  • Sus habitaciones con vistas a la Bahía de Palma.
  • Su restaurante Bala Rojo dirigido por el gran Andreu Genestra donde te das un auténtico homenaje gastronómico.
  • Su Spa con productos de Anne Semonin.


SEA CLUB  de CAP ROCAT. Ctra. d’enderrocat, s/n, Cala Blava-Llucmajor. (caprocat.com)

En uno de los mejores hoteles del mundo (que conste que no lo digo yo solo, que es una opinión común de los mejores críticos del planeta) y en él está este restaurante. Su buen gusto a la hora de decorar consigue que al llegar ya te enamores del lugar, pero es que el servicio impecable y la comida con ingredientes de calidad ya terminan de rematar el flechazo. ¿Un consejo? Pide pescado a la brasa o al horno y  siempre acompañado de una copa de vino mallorquín.


FINCA GOMERA. Camí de Cabo Blanco, 07620 Llucmajor. (www.fincagomera.com)

Una finca  con una antigua casa de claro y elegante estilo mallorquín en el medio de la nada – literal- rodeada de viñedos y dirigida por un divertido francés que te cuenta interesantes historias. Es el sitio perfecto para desconectar del mundo, disfrutar de la naturaleza y tener un desayuno  muy healthy. Atención a sus tortillas con huevos de los ricos y sabrosos … ¡enganchan! Si uno decide ir a cenar (hay que avisar siempre) que no deje de probar su vino blanco propio.

(more…)

Tags: ,

El rincón de Bell: Un hotel y un restaurante en Buenos Aires

Después de los días que pasé en Santiago de Chile hice una escapada a mi Buenos Aires querido. Cuando voy a esta ciudad me gusta alojarme en Recoleta, mi barrio bonaerense preferido.

Y lo hice en el Hotel Mío, el atardecer de la foto fue el primero que pude disfrutar desde el balcón de mi habitación. Está en la calle Quintana y es un hotel boutique divino, acogedor y con unos rincones muy apetecibles.

Allí, con Carola, mi íntima amiga desde hace veinte años, descubrí Il Matterello, un restaurante italiano que me entusiasmó por su carta, su atención y su pasta casera que os aseguro que era de no creerse lo buena que estaba.

Pedro y Carola en la puerta del restaurante

Como soy una loca del picante pedí el plato adecuado para satisfacer mi antojo y lo conseguí.

¡Feliz comienzo de Septiembre!

A mí todavía me quedan 15 días de vacaciones que aprovecharé para estudiar el guión de mi próxima película. 

Besos a tutiplén!!

(more…)

Tags: ,

Ruta gastronómica en Santiago de Chile

Acabo de volver de Santiago de Chile donde me hicieron una retrospectiva. Nos alojaron en una delicia de hotel boutique llamado Magnolia, al lado del Cerrito Santa Lucía y del barrio de Lastarria.

En ese barrio  comimos en dos sitios que nos encantaron: Boca Nariz y Liguria. No os los perdáis si pasáis por allí.

También tenéis otro Liguria, en el barrio de Providencia, Allí, si tenéis oportunidad dejad que os atienda el genio Comandante Burgos, un personaje maravilloso.

Y para terminar, una última recomendación: Peluquería Francesa-Boulevard Lavaud Un lugar que sigue funcionando como barbería y en el que según vas subiendo escaleras te encuentras con salas y más salas increíblemente decoradas, como si estuvieras en otro época, y reconvertido en un restaurante para no olvidar.

(more…)

Tags: ,

Dos hoteles, una ciudad y un restaurante muy recomendables

Spa Six Senses Douro Valley

Hola de nuevo! Cuánto tiempo sin escribir en el blog de mi amiga Geni. Como estrena diseño me he tomado la libertad de estrenar sección o más bien, modificar la que ya tenía. A partir de ahora tendremos una cita mensual en la que os contaré mis descubrimientos que serán de lo más variado: una tienda, un bar, un café, un hotel o cualquier cosa que me llamé la atención. Espero que os guste, vamos allá!

UNA ESCAPADA SANA PERFECTA: EL HOTEL SIX SENSE DOURO VALLEY

Six Senses Douro Valley

Estuve hace unos meses y ha conseguido colocarse entre mis top 5. Ubicado a orillas del río Duero, es un paraíso. De esos hoteles en lo que te puedes encerrar tres días y no tienes la sensación de estar “atrapado” puedes hacer mil actividades o puedes simplemente relajarte y desconectar.

Qué hacer: tienes varias opciones que van desde pasarte el día en su spa (tiene cinco saunas diferentes, una piscina y unas cabinas con ventanales al jardín espectaculares); apuntarte a un taller de alquimia para hacer tus propios productos, hacer senderismo o degustar un vino.

Mi recomendación: desayuna con ganas, date un baño en su piscina; prueba algún plato de su huerto y apúntate a su cata de vinos.

Dónde: Quinta Vale de Abrão, Samodães, Lamego, Oporto

NEW IN TOWN: NOBU MARBELLA

Nobu Marbella
Nobu Marbella

Recién abierto hace unos pocos meses es el nuevo hotel estrella de Marbella. Capitaneado por el actor Robert de Niro, está dentro de otro hotel. Con recepción propia comparte spa y restaurantes con el clásico Puente Romano. Curioso el tema, ¿verdad?

Qué hacer: todo y nada. Ir a su piscina para adultos, disfrutar de algún tratamiento en su spa con sello de Six Sense, comer en el Sea grill con vistas al mar, o cenar a lo grande en el restaurante Nobu.

Un plus: hay una persona que se encarga de pasar por las habitaciones cada tarde y ofrecer un cóctel a los huéspedes y las amenities son de  Natura Bissé.

Mi recomendación: aventurarse a probar el desayuno japonés.

Dónde: Boulevard Príncipe Alfonso von Hohenlohe s/n. Marbella.

EL PERUANO DE MADRID: QUISPE

Restaurante Quispe
Quispe

He ido cientos de veces y no me canso. Ubicado a escasos metros de Alonso Martínez es el lugar idóneo para cenar y tomar una copa en buen ambiente.

Qué pedir: cualquier plato de la carta está muy rico pero os recomiendo los makis, los nigiris, los tiraditos y los ceviches. Y, de segundo, su lomo con arroz y patatas. Un espectáculo.

Obligado: antes, durante o después probar su pisco, enganchan.

Dónde: Orellana, 1. Madrid

NUEVO DESTINO TOP: GLASGOW

Glasgow

Tuve que ir por trabajo hace unas semanas y debo confesar que no iba con muchas expectativas, vamos que nunca me había llamado la atención.  Pues bien, me equivoqueeeeeeé es una ciudad que tiene mucho que ofrecer, con una marcada personalidad y con un buen rollo que se respira en cada esquina.

Glasgow

Mis siete puntos a destacar: la gente es muy simpática, los horarios de comida son mucho más parecidos a los españoles; se puede tomar una copa de vino sin necesidad de quedarse sin riñón por el precio; es posible el desplazamiento en taxi pagando las carreras igual que en España: tiene muchos bares de música en directo; la oferta hotelera calidad- precio es perfecta; tiene arquitectura muy top y una universidad espectacular.

Glasgow

(more…)

Tags: ,

Hotel The Ritz-Carlton Abama, un paraíso a tres horas de Madrid

Piscina El mirador

No hace falta ir a la otra punta del planeta para sentirte en el paraíso. Con viajar hasta Tenerife es suficiente porque en el suroeste de esta isla, en Guía de Isora para ser más exactos, se encuentra el Hotel Ritz-Carlton Abama, donde tuve la suerte de estar hace unas semanas. La verdad es que esta era la tercera vez que lo visitaba pero hasta ahora no había podido disfrutar de sus instalaciones. Las anteriores, con motivo de distintos viajes de prensa, prácticamente sólo dormía allí, pero esta última me he desquitado. Una vez que crucé sus puertas, solo salí para ir al aeropuerto de vuelta a casa y porque tenía el billete cerrado que si no me quedo allí a pasar el verano. Y eso que no me alojé ni en las Villas ni en las super Suites, si llego a estar en alguna de ellas os aseguro que tiene que desalojarme la policía. La verdad es que no me imagino cómo tiene que ser eso de alojarse en una suite de casi ¡1000 metros cuadrados!, que es lo que ocupa la Suite Imperial (con jardín y piscina privada incluida) pero seguro que como experiencia debe ser la bomba. Si algún día me toca la primitiva buscadme en esa suite.

Vista nocturna de la piscina de la Suite Imperial

Pero no es necesario ser millonario para disfrutar del Hotel The Ritz-Carlton, Abama ya que tienen diferentes ofertas a lo largo del año en la que puedes alojarte a partir de 200€ por noche.  Yo estuve en una junior suite y os aseguro que era maravillosa. Con una espectacular terraza con vistas al océano, un amplísimo vestidor, un enorme cuarto de baño y una cama gigante con almohada de plumas.

Junior Suite

El hotel tiene 476 habitaciones pero aunque esté lleno, no tienes la sensación de estar rodeado de gente a todas horas. La cantidad de espacios, restaurantes, piscinas y actividades con las que cuenta el resort te permite, si es lo que buscas, una intimidad que ni sospecharías. Si vas con niños tienes actividades y espacios reservados para ellos y si eres de los que no quieres ni escucharlos cuentas con piscinas exclusivas para adultos. Está todo pensado y muy bien organizado. Y eso, para mí es el auténtico lujo porque entiendo que si planificas unas vacaciones tranquilas no quieras estar en la piscina escuchando los gritos y chapoteos de los pequeños y, por el contrario, si viajas con niños no es agradable ver malas caras en las tumbonas de alrededor. Así que tranquilos todos porque el resort es enorme.

El hotel está ubicado en un complejo de 160 hectáreas y rodeado de una espectacular vegetación, con más de 300 variedades de plantas, árboles y palmeras. Cuenta con siete piscinas y una playa muy tranquila a la que se accede en funicular desde el hotel.

Además, los amantes del golf pueden jugar en un magnífico campo par 72 diseñado por el antiguo jugador de la Ryder Cup, Dave Thomas. Lo mejor, que desde casi cada uno de sus 18 hoyos se ve el mar. Pero si lo que te gusta es el pádel o el tenis, también cuenta con once pistas, siete de tenis y cuatro de pádel. Por supuesto el hotel dispone de una amplia carta de actividades: acuáticas, turísticas, terrestres,… para todos los gustos.

Pero si uno, o una, es más bien tranquilo y únicamente quiere relajarse, también es el sitio ideal.  En su spa, con impresionantes vistas al mar, el tiempo se detiene y si al salir de la zona de aguas entras en una de sus cabinas o cabañas de masaje, el relax ya es absoluto.

Tienen una amplísima variedad de masajes y tratamientos, entre los que destacan los que realizan con ingredientes autóctonos de esta isla volcánica (papaya, aloe vera, arena volcánica, plátano… ) que se combinan con las piedras volcánicas y técnicas de masaje específicas para lograr el bienestar más absoluto, además de una piel maravillosa. Yo me hice el de aloe vera y os aseguro que, además de relajarme profundamente, me dormí incluso, salí con la piel divina.

Pero sin duda, de lo que más disfrute en este viaje, fue de su gastronomía. Claro que a mí me gusta mucho comer, y a ser posible bien (y a quién no, ¿verdad?) Bueno, pues si eres de los míos tampoco necesitas salir del The Ritz-Carlton Abama para disfrutar como un exigente gourmet, ya que en su recinto se encuentran algunos de los mejores restaurantes de la Isla.

Uno de los platos del restaurante MB

Y no lo digo yo, que también, lo dice la Guía Michelin. Nada menos que cinco bares temáticos y diez restaurantes, dos de ellos, Kabuki y MB (Martín Berasategui) ambos con estrellas Michelin, se encuentran dentro del hotel.

Kabuki

Lógicamente no pude probarlos todos, ya me hubiese gustado porque sería señal de que mi estancia hubiese sido más larga de lo que fue, pero espero volver para probar los que me faltan, entre ellos los dos con estrella Michelin. ¿No os parece una buena excusa para regresar y escribir un post sobre ellos?

Más info: http://www.ritzcarlton.com/es/hotels/spain/abama/hotel-overview

(more…)

Tags: ,

Balneario de Mondariz, una buena idea en cualquier época del año

Y a cualquier edad, añadiría después de haber pasado unos días allí. Aunque la mayoría ya hemos desterrado la idea de que los balnearios son destinos vacacionales para ancianos o enfermos conviene recordar que algunos, como el de Mondariz, se han adaptado perfectamente al siglo XXI y se han convertido en el destino perfecto tanto para jubilados como para jóvenes matrimonios, familias con niños o amantes del golf.

Todos tienen su espacio. Los más pequeños en Mondariz Kids, una zona especialmente dedicada para los niños entre 3 y 12 años que cuenta con un programa de animación en el que se encuentran distintas actividades infantiles, zona de juegos, proyecciones, talleres, actividades al aire libre, piscinas exteriores… mientras que su campo de golf de 18 hoyos es un referente en Galicia y en sus 48 hectáreas se realizan todos los años importantes competiciones.

Pero como la información sobre el balneario la tenéis muy completita en su página web, en la que, por cierto os recomiendo echar un vistazo al apartado de historia (porque es muy interesante y podéis descubrir los personajes ilustres que han visitado este histórico balneario), yo os voy a contar mi experiencia y mis sensaciones en Mondariz.

De mi visita a Vigo tuvo la culpa mi hija pequeña. Quería ir a dar una sorpresa a Marta, su amiga “gallega”, que celebraba su cumpleaños ese fin de semana. Así que decidí ir, con mi hermana, a Vigo y mientras mi hija se quedaba en casa de su amiga, nosotras podíamos disfrutar del balneario al que tenía muchas ganas de ir pero nunca encontraba el momento. Cuando llegamos al aeropuerto de Vigo nos recogió Lucía, la madre de Marta. Aquí quiero hacer un inciso para elogiar la impresionante amabilidad de los gallegos en general, y de Lucía en particular.

No nos habíamos visto nunca y a los cinco minutos parecíamos amigas de toda la vida. Se había cogido el día libre para enseñarnos su ciudad, tomar varios aperitivos (uno de ellos en la calle de las ostras, de la que casi no me muevo de allí en todo el puente, ¡qué maravilla!), llevarnos a comer a la playa de Samil, y acompañarnos al balneario por la tarde. Desde luego no pudimos tener mejor cicerone.

Esa tarde, ya casi de noche, mi hermana y yo dimos una vuelta por los alrededores del balneario y ya supimos que la escapada iba a estar muy pero que muy bien.  A la hora de cenar, esa impresión quedó más que reconfirmada. El bufé era espectacular. Bandejas de centollas, de mejillones en diferentes versiones, de zamburiñas, de tomates que sabían a tomates (lo recalco porque mi hermana se pasó los tres días repitiendo esa frase)…

En fin, un festival para el paladar que se completaba con un plato de carta, al que algún día incluso renunciamos porque con lo que había allí expuesto era más que suficiente, sobre todo si queríamos probar los impresionantes postres que había allí. Desde luego, el famoso tópico de que en Galicia se come estupendamente se convirtió en una realidad en Mondariz. Y, os aseguro, que aunque no hubiese tanta oferta de actividades y de tratamientos, aunque solo fuese por la comida (si os gusta comer bien, claro) merece la pena ir.

Los días siguientes realizamos una inmersión total en el mundo del termalismo. Realizamos el Circuito Celta inspirado en la cultura termal de hace 2000 años atrás. Dura aproximadamente una hora y media e incluye cinco pasos, a cual más relajante: ducha efecto peeling para renovar la piel y eliminar las células muertas; baño colectivo interior con potentes chorros de agua en la zona que acumula mayor tensión, la espalda y en la que más sufre, los pies.

De allí pasamos a la sauna celta, una original cueva de piedra que recrea las antiguas “Pedras Formosas” (piedras hermosas) de la Galicia antigua. Después le llegó el turno a la aplicación de chorro a presión y terminó con la inmersión en un baño de contrastes (frío y calor) al aire libre. Aunque he de reconocer que el baño frío nos lo saltamos.

Lo que no nos saltamos fue la visita al Palacio del Agua. Un impresionante spa con más de 3.000 metros cuadrados dedicados al relax y al ocio a través del agua. Bajo su imponente cúpula de cristal hay camas de agua, jacuzzis, asientos de hidromasaje, todo tipo de chorros: verticales, para la espalda, para los pies, circuito contracorriente,… Lo que pudimos disfrutar (y reírnos) mi hermana y yo en sus aguas no tiene precio. 

Por supuesto también probamos la zona de tratamientos estéticos. Ambas optamos por un corporal realizado a base de cerezas (también los hay con castañas, chocolate, algas,…) Durante algo más de una hora, disfrutamos de una exfoliación, envoltura y masaje que nos dejó a las dos en el limbo y a nuestra piel perfectamente renovada.

Pero además de termalizarnos y comer de fábula, también tuvimos tiempo de pasar por la orilla del río Tea, entre robles y abedules, pasando por la fuente del Troncoso, a doscientos metros del hotel, donde se encuentra otro de los manantiales del Balneario. Otra fuente, la de la Gándara, situada frente al balneario, era visita obligada todos los días, allí lo suyo es beber su agua, con numerosas propiedades para el organismo (para problemas digestivos, sobre todo), pero si os soy sincera, no terminaba de acostumbrarme al sabor, aunque lo intentaba todos los días. Eso sí, mi hermana (como muchos visitantes de la fuente) se llenaba una botellita e iba con ella, dando sorbitos, a todas partes.

En nuestra visita, también tuvimos la suerte de visitar un espectacular pazo. El de Torre La Moreira, al parecer uno de los cinco pazos más bellos de la provincia de Pontevedra. Eso me dijeron y aunque no los he visitado todos os puedo asegurar que es una maravilla. Se trata de un pazo fortificado en el que se encuentran, desde 1968, las bodegas de la marca Marqués de Vizhoja. A su alrededor se extienden numerosos viñedos escalonados, cuya extensión atravesaba un camino romano. Actualmente, la bodega primitiva se ha remodelado y reconvertido en museo y en sus jardines se hallan árboles centenarios, hórreos, un crucero y la Capilla de la Virgen del Carmen. Vosotros también podéis ir a verlo porque se realizan visitas guiadas a la finca y a las bodegas, así como degustaciones de sus vinos.

Y eso es lo que hicimos nosotras en esta finca, antiguo secadero de tabaco reconvertido en bodega, una cata de los diferentes vinos que se elaboran en esta bodega, concretamente: el Marqués de Vizhoja y los albariños Señor da Folla Verde y Torre la Moreira, los tres muy recomendables.

Sin duda, nos quedaron muchas cosas por descubrir en este viaje pero estoy segura de que volveré pronto.

(more…)

Tags: ,