You are here: Home >Archive for the ‘madre’ Category

Cheese and wine lovers

De repente, ¡riiiiiiing!, suena el teléfono.

  • ¿Hola, cómo estás? Esta tarde llego a Madrid, ¿quieres que nos veamos esta noche? Vengo de New York, estoy muy cansado y no tengo muchas ganas de salir a un restaurante, ¿te apetece mejor que piquemos algo en tu casa?, te dice ese chulazo que llevas dos meses sin ver.
  • Y tú, con ganas de agradarle, te ruborizas, no te lo piensas dos veces y le dices que síiiiii¿Y ahora qué hago?, piensas, ¡si salgo de trabajar a las seis de la tarde! ¡qué agobio!, ¡que cenamos si no tengo nada en la nevera!

En ese mismo instante escuchas una voz en tu mente que dice: soy Michele haz un cheese and wine, haz un cheese and wine,… pero si quieres triunfar que sea con champagne por favor… Jajaja ¿No es mala idea verdad?

Pero, ¿qué es un cheese and wine? ¿por qué es una opción muy cool? Es una fiesta informal, divertida, para compartir con tus invitados el mundo de los quesos artesanos, tanto si es una reunión de empresa, de amigos, de familia o de pareja. En la reunión, el protagonista es el  queso y la armonía perfecta es el champagne, el vino blanco, el vino tinto y la cerveza, también se acompaña con fruta fresca, frutos secos, mermeladas, panes,.…  Lo mejor de un cheese and wine es que puedes encargar una tabla de quesos y un vino y no tienes que cocinar. Además, es una propuesta original porque el queso y el vino tienen un mundo infinito de posibilidades. Disfrutaréis de la cultura de este producto  con nuevos sabores y texturas y descubriréis un poco de Europa a través de los quesos.Por último, es una experiencia de aprendizaje, podéis compartir como ha sido elaborado, de qué zona es, qué textura tiene, qué aromas, qué sabores y con qué tipo de leche está elaborado.

Cuatro razones para que tu cheese and wine sea un éxito:

Es fundamental seleccionar la mejor tienda especializada, yo he elegido Los Quesos de L’Amelie. Allí hacen una selección minuciosa de quesos artesanos de pequeño productor, la gran mayoría con ganadería propia y de leche cruda. Además, cuidan con esmero cada detalle, por ejemplo, es importante que en las tablas cada queso tenga su cartelito con el nombre, procedencia y con la leche que se ha elaborado.

Igual de importante es que haya una selección variada y cuidada, jugando con diferentes tipos de leches, texturas y colores para que la presentación sea lo más vistosa posible, que tenga variedad en las diferentes familias queseras: fresco, curado, de corteza lavada, pasta cocida, pasta blanda enmohecida, quesos azules, etc.  En cuanto a la intensidad del sabor siempre hay que empezar por los más suaves y seguir, escalonadamente, por el grado de potencia de menor a mayor para terminar con los quesos azules.

Los quesos armonizan muy bien con los vinos blancos, tintos ligeros y poco tánicos, cervezas artesanales y champagnes. En Los Quesos de L’Amelie te ayudan a escoger los tipos de quesos y vinos que mejor se adaptan a tus gustos.

Es de obligado cumplimiento tomar los quesos en el momento óptimo de maduración, ese en el que el expresa todos sus sabores y matices.

Dicho todo esto, también os quiero hablar de una profesión muy cualificada y poco conocida en España, la de Fromager o Frommelier, es decir, la de un experto en quesos que es el nexo de unión entre los productores  y el consumidor. Ellos seleccionan los quesos y los llevan al punto perfecto de maduración. Como el queso es un elemento en estado constante cambio (día a día va evolucionando), la figura del fromager es clave. Lo ha de cuidar como a un bebe con cariño, paciencia y dedicación y, para que tenga la temperatura adecuada y la humedad perfecta, el fromager lo va volteándolo según lo necesite y, dependiendo de la variedad, lavando su corteza con agua y sal o cepillándolos.

¡Ojo! Es básico saber dónde comprarlos, un queso atrasado, mal conservado o envasado al vacío no expresa su sabor, todo lo contrario puede tener mal sabor y mala textura.

Para mi gusto uno de los mejores fromager de España es Javier García Albarrán, una persona bonachona, honrada, super cualificada, con gran paladar y olfato, que se formó en la escuela francesa del queso IFOPCA con experiencia en la mejores “fromageries” parisinas. Él y Sandrine Naslin, una gran gourmet que por parte de madre procede de la zona de Franco Condado, área muy quesera en la que se produce el famoso Comte, y, por parte de padre, de Normandía de donde vienen el famoso Camembert y la excelente mantequilla, regentan Los Quesos de L’Amelie.  Y allí es donde me he dejado caer en  mi nueva aventurilla gastronómica y hemos realizado una cata de tres quesos con tres vinos y este es el resultado. ¡Tatachan!

En primer lugar, hemos probado un Cabris Blanc de leche cruda de Francia con una acidez equilibrada, retrogusto a heno, a paja seca, a establo limpio y a frutos secos, perfectamente acompañado de un vino blanco Ribeiro, Casa de Arman, elaborado con tres tipos de uva Treixadura Godello y Albariño. Es un vino con buen volumen y profundidad muy floral con notas de hinojo que acompaña perfectamente al queso y cuyo precio ronda los 15 €.

Después probamos un Comte reserva de 18 meses de leche cocida de vaca de la zona Franche Comté. De pasta dura cocida, muy largo en boca con notas dulces, textura crujiente y retrogusto a avellana. Lo acompañamos con un vino de la Ribera Sacra elaborado manualmente llamado Abadía da Cova de la variedad de uva Mencía. Es un vino de taninos ligeros y suave con matices de frutas licorosas y florales y un precio que no llega a los 12€.

Para rematar la faena probamos un queso azul de pequeño productor llamado Moncedillo de Segovia de leche cruda de oveja. Así hemos probado las tres variedades de leches que existen para la elaboración de los quesos. Este en concreto tiene buena intensidad, una textura a mantequilla y notas dulces aunque también salen sabores a setas. Lo armonizamos con un vino licoroso de la variedad Gewürztraminer de vendimia tardía de la Alsacia llamado Aussaublette con notas de frutas tropicales, lichi amarillo, armónico, jugoso con un puntito de acidez y dulzón perfectamente equilibrados. Su precio, unos 30 €

Para acompañar al cheese and wine os recomiendo la canción “La vie en rose” de Grace Jones y a ¡comernos el viernes!

Más info.: Los Quesos de L’Amelie (91 388 12 65) C/ Torrecilla del puerto, 5. Madrid www.losquesosdelamelie.com

(more…)

Tags: ,

Cómo ser una It Woman a los 50. Menos Prozac y más chocolate

Aprovecho que mañana es el Día Internacional del Chocolate para profundizar en la atracción que sufrimos la boomers por tan preciado bien. Según las estadísticas, a nueve de cada diez mujeres les gusta el chocolate (y la décima, miente). Supongo que se debe a un cúmulo de múltiples circunstancias, pero en mi caso se remonta a la más tierna infancia y al recuerdo inconfundible del olor de un delicioso chocolate a la taza. Aquellos días en los que la tentación no vivía arriba, sino al final del pasillo a la derecha, donde se encontraba la cocina. Rememoro los desayunos con el sabor del colacao (el desayuno de los campeones) y mi lucha diaria porque no se hiciesen grumos; el donut fondant de media mañana cuyas huellas limpiaba en la falda escocesa que tanto odiaba y el bocadillo del cole, pan con Nocilla a media tarde, que señalaba que el día de estudio tocaba a su fin. Sobredosis de cacao para mitigar el aburrimiento de ser una niña.  Ahora entiendo porque tras el empacho de cacao, el mundo me parecía mejor. La explicación científica  está basada en las múltiples reacciones químicas que causa en nuestro cerebro; me entero de que el chocolate contiene más de 300 sustancias químicas. Casi me da un síncope. Toda la vida “zampando” chocolate…  ¡Estoy intoxicada!… ¡Voy a morir!

Continúo con mi investigación, y descubro que el consumo de chocolate ayuda a producir una serie de sustancias en el cerebro, entre muchas otras la serotonina, conocida como la hormona de la felicidad o del “buen rollo” y la dopamina que nos hace sentir un máximo placer, similar al de un orgasmo. Y aquí quería llegar yo… Dice la sabiduría popular que no hay mejor sustituto del sexo que el chocolate. ¿Será un mito equiparable al de las dos horas de digestión o la pérdida fulminante de vitaminas del zumo de naranja? La respuesta es no. Cualquiera que conozca bien el sexo y conozca bien el chocolate te dirá que no son comparables, aunque bioquímicamente sean iguales.

La mayoría, probablemente, elegiría el sexo antes que el chocolate, pero lo cierto es que a falta de uno podemos conformarnos con el otro para, como mínimo, paliar los males que nos provoca la abstinencia. Y aunque muchos expertos aseguran que afirmar así a la ligera que el chocolate es un sustitutivo del sexo es ir demasiado lejos, sí que es cierto que la ingesta de chocolate facilita la liberación de endorfinas, una sustancia que generan nuestros neurotransmisores y que nos hace sentir felices, estimula el sistema nervioso y mejora el ánimo. Algo así como un antidepresivo natural de venta sin receta para los malos momentos (algunos lo llaman el “prozac vegetal”), o como un orgasmo artificial mantenido en el tiempo. De hecho, el 23% de las mujeres afirma que la comida les proporciona mayor placer que el sexo, porcentaje que en los hombres se reduce al 13%. Para los amantes de la comida de ambos géneros, el chocolate se lleva medalla de oro en la carrera a la felicidad.  Y sigo investigando sobre el tema, y leo un estudio realizado en Italia bastante revelador: las mujeres que consumen a diario chocolate muestran niveles más altos de deseo que las que no tienen este hábito. Es decir, el chocolate puede tener un impacto psicológico positivo en la sexualidad femenina. ¡Tomo nota!

Nuestra literatura de tradición oral tampoco ha sido indiferente a los encantos del chocolate, que ha inspirado títulos célebres como Chocolate, The Consuming Passion, de Sandra Boynton, un superventas en Estados Unidos en la década de los 80. Habla con humor sobre el mito y afirma que “el chocolate no es nada más que un sustituto del afecto”. Esto explica porqué tras una pelea sentimental o un mal día en la oficina, zamparnos un litro de helado de chocolate es una buena terapia. De la cocina al diván, y sin pedir cita. Cierto es que las mujeres a menudo tendemos a compensar las frustraciones emocionales con grandes dosis de chocolate.

Y hablando de terapias alternativas, pienso en un libro que me hizo pasar muy buenos ratos, tantos como una buena sesión de sexo, una tarde de confidencias con mi grupo de amigas o los chocolates con churros en San Ginés a altas horas de la madrugada a la salida del Joy Eslava. Me refiero a la novela  Como Agua para chocolate, escrita por Laura Esquivel, publicada a finales de los ochenta, y luego muy bien llevada al cine. Una historia de amor y gastronomía ambientada en Méjico a principios del siglo XX. Dos jóvenes locamente enamorados, tienen que renunciar a su amor porque la madre de ella (una auténtica bruja) decide que al ser la menor de sus hijas, debe quedarse soltera para cuidarla en su vejez. No me extraña que ingiriera como si no hubiese un mañana. Se puso tan gorda, tan gorda, tan gorda, que al final explota (me parece recordar).

Aunque, contrariamente a lo que se piensa, el chocolate no suma kilos; sí el blanco -que no es tal- y el con leche -que tiene más grasas-, pero el negro, amargo, oscuro, al 70% es un auténtico placer para el paladar que apenas contiene calorías. ¿Sabías que un estudio científico ha demostrado que tomar un trozo de chocolate negro antes de la comida contribuye a una mejor digestión? Y sabe muchísimo mejor que una infusión. 

Como siempre, termino mi exposición con música de la buena. Me ha sido imposible encontrar una canción en torno al tema que no fuese “Paquito el chocolatero”, así que me he ido por el camino más dulce. Aquí os dejo Sweet Dreams, el legendario himno del dúo británico Eurythmics, con la gran Annie Lennox. Trata sobre cómo perseguir tus sueños y no rendirte ante las adversidades. ¿Pega todo no?

(more…)

Tags: ,

Lancôme destina dos millones de euros a la lucha contra la analfabetización femenina

La semana pasada Lancôme presentó su proyecto mundial “Write her future” para luchar contra el analfabetismo entre las las mujeres jóvenes. Según la Unesco, en el mundo hay 76 millones de mujeres jóvenes, de entre 14 y 25 años, que son analfabetas. Y en España, el año pasado, el Instituto Nacional de Estadística publicó que más de 650.000 personas no sabían leer ni escribir. Y de esa cifra, dos tercios son mujeres. Sin embargo, el problema va más allá, porque el llamado analfabetismo funcional no está contabilizado. Es una realidad invisible de la que no se tienen cifras y contra la que es muy difícil actuar.  El analfabetismo funcional lo sufren aquellas personas que aunque reconozcan las letras y los números son incapaces de utilizar la lectura y la escritura para realizar tareas cotidianas como rellenar un formulario, hacer cuentas o ayudar a sus hijos a hacer los deberes. Ese problema incapacita a quienes lo sufren a la hora de conseguir un trabajo y prosperar en sus vidas.

En España Lancôme, junto a la organización Plan International, se ha centrado en el apoyo a mujeres de entre 16 y 21 años que con dificultades de lectura y escritura, comprensión y comunicación. Se trata de que estas chicas mejoren, como explica Concha López, directora general de Plan International en España, “sus capacidades de comunicación ofreciéndoles más oportunidades a la hora de encontrar un empleo, gestionar su independencia económica y, ganar en autoestima para afrontar los desafíos de la vida adulta”.

El proyecto Write her future, con una dotación de dos millones de euros, se está lanzando en distintos países: Francia, Italia, Alemania, Reino Unido, Marruecos… En este último , el objetivo es reducir el fracaso escolar al facilitar que las madres jóvenes participen en la educación de sus hijos; en Tailandia mujeres de comunidades aborígenes aprenden y leen el idioma Thai para ganar independencia y prosperar en la sociedad. Y en Guatemala se trata de un programa de lucha contra el analfabetismo para que las mujeres indígenas tengan acceso a la información y conozcan y ejerciten sus derechos.

Penelope Cruz el día de la presentación del proyecto Write her future en Madrid

Para dar visibilidad a este proyecto, Lancôme ha lanzado una campaña masiva de concienciación en redes sociales con el lema Write your name so she can write her future” (“Escribe tu nombre para que ella pueda escribir su futuro”) en la que ya han participado sus embajadoras Julia Roberts, Kate Winslet y Penélope Cruz. La actriz española estuvo presente en la presentación de la campaña en Madrid y se mostró encantada de poder apoyar una iniciativa tan necesaria. Para Penélope “el analfabetismo funcional es un obstáculo para ser libre y creo que eso es intolerable. Siempre he creído que todo cambio necesario llega a través de la educación que es la base de todo y en este área todos podemos aportar nuestro granito de arena para que algún día las cosas sean distintas”.

Para hablar de este proyecto, invité el sábado pasado a Susana Arribas, directora de comunicación de Lancôme en España, a mi sección en el programa “Las piernas no son del cuerpo”, que dirige y presenta Juan Luis Cano. Os dejo el audio (con una canción en medio de la conversación) porque además de hablar de este tema tan serio no reímos bastante. 

(more…)

Tags: ,

De menú, huevos sueltos

Me cuentan que un equipo de la Universidad de Harvard ha realizado un estudio sobre los calzoncillos. Quiero pensar que es un equipo médico, porque como sea un equipo de fútbol o de tiro con arco me temo que los resultados del trabajo no sean demasiado concluyentes. Así que, confiando en la profesionalidad y el sentido común de quienes rigen tan afamada universidad, demos por bueno el estudio. Han llegado a la conclusión los miembros del equipo en cuestión de que los calzoncillos apretados son malos para la calidad del esperma. O sea, lo que vengo escuchando yo toda mi vida, empezando por mi abuela y continuando por mi madre, mis tías, madres de mis amigos, novias y otras personas variadas. Pero es lo que tiene no tener nombre ni prestigio que te avale, que lo que dices no tiene rigor, en cambio lo dicen unos señores o señoras de un equipo de Harvard, que ya digo que no sabemos si se trata de un equipo de baloncesto o jockey sobre hielo y va a misa. La misa no suele ser un sitio donde se hable mucho de calzoncillos (sin bromas, por favor) pero me venía bien el dicho.

En resumen, que los resultados del estudio que han realizado los miembros del equipo lo ha publicado la prestigiosa revista “Human Reproduction” y viene a decir que llevar ropa interior tipo “bóxer” hace que se tenga un 25% más alta la concentración de semen en cada eyaculación y un conteo total de espermatozoides un 17% mayor y con un tercio más de movilidad en el interior del útero que los de los varones que usaban habitualmente ropa interior de marcar paquete.

Seguramente que es así, pero ahora pregunto yo: “¿Y si llevas calzoncillos tipo “bóxer” pero unos pantalones ajustados, que te estrujan semejantes partes pudendas delanteras cada vez que haces una flexión para sentarte o simplemente, el movimiento de andar?”. Y pregunto también. “¿Cómo han hecho el estudio?”, aunque bueno, eso es demasiado obvio y de mal gusto, así que lo dejamos estar. No obstante continuo con mis dudas. “¿Han tenido en cuenta la edad de los sujetos estudiados?”, porque a lo mejor han comparado a un señor de 76 años que usa calzoncillos largos de algodón, de esos hasta los tobillos, que son ajustaditos, con un chaval de 19 que lleva unos más sueltos y ya te digo yo que aunque al señor mayor le pongas todo el día en pareo, sin nada debajo y al otro le pongas un neopreno tres tallas más pequeñas que la suya, el flujo seminal del señor parecería agüilla de arroz, mientras que el del chico estaría más cerca de la burrata. Y como con el tema elegido para este magnífico post es muy fácil caer en lo chabacano y yo soy fino que te cagas, voy a darlo por finalizado.  Adiós.

P.D. Me comunican de la redacción que el equipo que ha llevado a cabo el estudio es de la Harvard T.H. Chan School of Public Health, lo que es un alivio.

(more…)

Tags: ,

Faye Dunaway protagonista de la campaña de Gucci

La legendaria actriz de 77 años, bien conocida por sus papeles en películas icónicas como Bonnie and Clyde, Chinatown, Network y Mommie Dearest, es el fichaje de la casa de modas italiana que demuestra no poner reparos en contratar a mujeres “de cierta edad”. Otra veterana, la actriz Vanessa Redgrave, que tenía 79 años entonces, fue la protagonista de la campaña Crucero 2016 de la marca.

Petra Collins ha sido la encargada de dirigir tanto el shooting fotográfico como la mini película en la que  Alessandro Michele de Gucci ejerce como Director Artístico. En ella, Faye Dunaway aparece junto a la modelo y cantante francesa Soko de 32 años, que interpreta a su hija, y es a través de sus ojos y de su relato como se explican las escenas.

El personaje de Dunaway demuestra lo que hace a diario, pasear en una limusina con chófer, firmar autógrafos, comprando en Rodeo Drive, descansando junto a la piscina, jugando al tenis; en definitiva, viviendo una vida de lujo”. Naturalmente siempre engalanada con prendas Gucci, por supuesto, y contra el telón de fondo soleado de Hollywood Hills. Pero hay un tercer personaje en estas escenas, y es el bolso clásico e intemporal Sylvie de la madre.

La película concluye con la madre comprándole a su hija un bolso propio, como un regalo simbólico, para que lo atesore a través de las generaciones”. Tal y como lo explican desde la marca, esta historia es como “un guiño a la relación madre-hija entre las estrellas de Hollywood”.

(more…)

Tags:

Oui la fragancia más joven de Juicy Couture para este verano

Alegre y optimista, así define Honorine Blanch, la creadora de Oui, este nuevo perfume con el que Juicy Couture estrena una nueva marca de fragancias totalmente independiente de colecciones anteriores como “Viva la Juicy”. Oui se dirige a un público joven, a esa nueva generación de chicas imparables e independientes que disfrutan del momento y lo hacen con estilo.

Para ellas Blanch ha formulado una fragancia que se abre con una salida muy curiosa en la que se fusionan las notas refrescantes del limón y la sandía con té de Açai y una fresca infusión de pera. En el corazón encontramos notas florales (nardo de la India, jazmín y madreselva ) que desembocan en un fondo amaderado en el que las resinas de ámbar se impregnan del calor del almizcle y el acorde de maderas tecno, que aporta un acabado vanguardista a toda la composición y que “contrasta” con el diseño del frasco que tiene forma de decantador de cristal antiguo. Eso sí, el toque vintage del diseño del frasco vira completamente al presente gracias a la combinación de colores que lo visten (rosa chicle y rojo anaranjado), a la cadena dorada que rodea su cuello y al moderno tapón de cristal en forma de joya.

Está disponible en cuatro tamaños (10 ml, 30 ml, 50 ml y 100 ml) y sus precios respectivos son (19,50€, 54€, 75€ y 104€)

(more…)

Tags: ,

Mi receta de ensaladilla rusa

Me encanta la ensaladilla rusa o soviética o moscovita. Es uno de esos platos veraniegos que también se disfrutan en invierno. Tiene muchas versiones y todo el mundo “sabe” cuál es la mejor que suele ser la de sus madres o sus abuelas. Esto también pasa con otros platos como las croquetas o almóndigas.  ¡Ohhh!, el corrector de Word me dice que he escrito mal almóndigas tendré que pensar si lo corrijo. En fin, vayamos al grano.

Para mí una buena ensaladilla es la que tiene la patata y la zanahoria cortada en dados de 3 milímetros. Es importante que la patata no este machacada, una buena mayonesa hecha con un huevo de calidad como Castillo de Canena, aceituna manzanilla, un buen atún en conserva y pimientos asados en horno de leña que le da un punto extraordinario. A partir de ahí se puede hacer con gambas, merluza, huevas,… hay un sinfín de adaptaciones. Por cierto, uno de los restaurantes en los que, en mi opinión, se come la mejor ensaladilla rusa es Fiat Café Serrano o La Moraleja.

Hay tres armonías para deleitarse con este plato: la primera, la buena compañía; la segunda, un buen champagne, a mí me gusta Lallier Blanc de Blanc,  y la tercera, un buen tema musical, por ejemplo Heroes de David Bowie.

Aquí os dejo mi receta y a disfrutar que la vida son dos días…

INGREDIENTES
  • 1 kg de patata cocida al dente aromatizada con un chorrito de vino blanco Tío Pepe (le da un punto muy bueno), cortadas en daditos brunoise de 3 mm, muy pequeños, sin machacar.
  • 250 gr de zanahoria al dente picadas como la patata, en daditos brunoise de 3 mm y sin machacar.
  • 500 gr mayonesa casera con aove
  • 250 gr de gamba cocida.
  • 2 huevos cocidos necesitamos solo la clara picada, la yema cocida la hacemos migas y la reservamos para decorar.
  • 100 gr aceitunas manzanilla sin hueso bien picada.
  • 120 gr pimiento asado picado en brunoise de 1 a 2 mm muy pequeños.
  • 225 gr migas de atún en conserva.
  • 50 gr de aceite de oliva.
  • Sal a gusto personal.
  • 30 gr de patatas chips caseras para decorar.
ELABORACIÓN

Mezclamos todos los ingredientes con mucho cariño y, sin machacarlos, dejamos reposar una hora aproximadamente.

(more…)

Tags: ,

De regalo de fin de curso… una masterclass de maquillaje con Lancôme

Paula, Candela, Natalia y Sara en el Lancôme Beach Club

Eso es lo que hice con mi hija y tres de sus amigas la semana pasada, porque menudo añito han pasado. Las cuatro han terminado segundo de Bachillerato y con muy buenas notas, por cierto. Pero conseguirlo ha sido una pesadilla y seguro que más de una madre con hijas, e hijos, en mi misma situación me entiende. Comenzaron el curso pendientes de las décimas de los exámenes de cada evaluación, después llegó el agobio por los exámenes de la EBAU (nuestra antigua selecitividad) y para terminar, la preocupación por si les daba la nota para las carreras que iban a hacer…

Durante la masterclass impartida por Roberto Siguero, makeup artist de Lancôme

Y cuando, por fin, todo terminó y dijeron adiós a los libros, se marcharon a celebrarlo a Mallorca. Mientras ellas estaban dándolo todo en la isla, pensé que cuando volvieran las iba a volver a llevar a clase,… pero a una en la que no tuviesen que tomar apuntes. Una que les gustase, en la que se divirtiesen y en la que aprendieran… trucos de maquillaje para este verano.

Candela

Y me fui con ellas al Beach Club que Lancôme ha abierto este verano en El Corte Inglés de Castellana para que Roberto Siguero, Make Up Artist de la firma, les enseñase cómo utilizar los nuevos productos de la colección Bronze & Glow y, sobre todo, les resolviese las dudas que ellas tenían a la hora de aplicar determinados productos. 

Natalia

Esa era la idea inicial pero la clase fue mucho más completa porque Siguero no se limitó a hablar de maquillaje, fue más allá y decidió iniciarlas también en el cuidado de la piel porque como él mismo les dijo: “ahora sois jóvenes y no tenéis arrugas, ni manchas pero si no os cuidáis y os desmaquilláis bien vuestra piel envejecerá más rápidamente”. Algo que a todas nos parece una obviedad pero que con 18 años no se te pasa por la cabeza. Ellas ya lo tienen claro y parece (ojalá) que van a llevar a la práctica sus consejos.

Sara

No sé a vosotras, pero a mí me hubiese encantado que cuando empecé a “pintarme” me hubieran enseñado a cuidarme y maquillarme en condiciones, por eso, ahora disfruto cuando grandes profesionales (alguna ventaja tenía tener que yo me dedique al mundo de la belleza) explican a mis hijas, y a sus amigas, la importancia que tienen los cuidados faciales, cómo tienen que maquillarse y con qué. Además, tengo claro que a su edad, suelen hacer más caso a cualquiera (y sobre todo si es un experto) que a su madre.

Paula

Las cuatro salieron encantadas, les gustó mucho la experiencia (os lo contaran ellas mismas en otro post) y se marcharon con varios regalitos, entre ellos los cuatro tonos de los nuevos Big Color Lash Top Coat, 4 top coats de colores atrevidos (verde, azul, dorado y fucsia) con acabados intensos y brillantes para lograr una explosión de color en la mirada. Se aplican en las pestañas después de la máscara para conseguir una mirada muy cool.

Y aunque a ellas no les hace falta porque todas tienen unas pestañas larguísimas (será cosa de la edad) también se fueron con Big Lashes Extension Fibers,  una mascara con fibras de nylon para alargar y espesar las pestañas. Se utiliza entre capa y capa de la máscara de pestañas habitual.  Antes de que se seque la primera capa se aplica Big Lashes Extension Fibers y, tras esperar 30 segundos, se aplica la siguiente capa de máscara de pestañas. El resultado es  espectacular.

Os recomiendo que no os perdáis el post de mañana en el que os contaremos (ellas y yo) todos los detalles de esta interesante masterclass. 

(more…)

Tags: ,