You are here: Home >Archive for the ‘pelo’ Category

shu uemura y La Maison du Chocolat lanzan una colección capilar irresistible

Que soy muy fan de los productos capilares de shu uemura no es ningún secreto, de hecho rara es la novedad que lanzan que no os la cuente. Y, hoy…

(more…)

Tags: ,

¿Quieres vivir una experiencia exclusiva con las planchas de pelo Ultimate Experience de Rowenta?

¿Eres de las que todavía no sabe sacar todo el partido a su plancha de pelo? ¿Te gustaría saber manejarla como un profesional? ¿Sabes utilizarlas pero buscas una que cubra…

(more…)

Tags: ,

Ultimate Experience, así son las planchas de pelo más premium de Rowenta

Son la elección perfecta tanto para quienes se inician en el no siempre fácil terreno de las planchas del pelo como para las que, expertas en su manejo, van en…

(more…)

Tags: ,

Cómo ser una It Woman a los 50. La mujer no envejece, se pasa a rubia

Yo fui precursora de las mechas californianas. Aunque por aquel entonces lo llamábamos “tener raíz” y no supe sacarle partido. Ahora, casi 30 años después, pienso que me adelante a…

(more…)

Tags: ,

Cómo ser una It Woman a los 50. Amantes

Recuerdo que me encantó Sé infiel y no mires con quién. Me tocó escenificarla hace unos días en una reunión de amigas, y de ahí el tema de hoy. Así se llamaba una comedia de los ochenta dirigida por Fernando Trueba en la que los actores de “la movida” se divertían pasando de una cama a otra con la frivolidad que sólo la época podía situar en la categoría de “no tabú”. Antes hubiese sido imposible.  Atrás quedaba la censura, “el que dirán” y el sometimiento de las mujeres, primero al padre y luego al marido; aquellos años en los que la función de la mujer en el matrimonio consistía en hacerle agradable la vida al esposo, cuidar de la casa, engendrar sus hijos y procurarle placer (y todo con una sonrisa). Se llamaba “el reposo del guerrero”, así, ¡con dos cojones!

Años más tarde, en los sesenta, la revolución sexual vivía su máximo apogeo en Estados Unidos, coincidiendo con el comienzo del movimiento hippie y la aparición de la píldora anticonceptiva, que aumentó las relaciones extra matrimoniales permitiendo a millones de mujeres practicar sexo con fines placenteros y no reproductivos. La comercialización y legalización de la píldora aquí llegó bastante después; hace exactamente 40 años (el 7 de octubre de 1978). Sobra decir que millones de mujeres estaremos eternamente agradecidas y que yo sepa, el hecho ha pasado bastante desapercibido. Existe el Día del chocolate, Día de la sonrisa, Día de la menopausia, Día del beso, Día del corazón sano, Día de la madre….  en un país en el que no hay día sin Día… ¿porqué no hemos celebrado a bombo y platillo el verdadero comienzo de la liberación de la mujer?  Pero este es otro tema. Volvamos a lo que nos ocupa aquí, que no es otra cosa que el status actual de la mujer dentro… y fuera del matrimonio.

Tener una relación fuera de la pareja ha dejado de ser terreno exclusivamente masculino. En estas 4 décadas las cifras sobre el adulterio femenino no paran de crecer. Así lo asegura un reciente estudio realizado por el Instituto Francés de Opinión Pública (IFOP) en el que un 33% de las mujeres encuestadas admite que ha mantenido relaciones sexuales en algún momento de su vida con alguien que no era su pareja oficial. En España, más de 5 millones reconocen haber sido infieles a sus respectivos. Si entramos en el terreno de la probabilidad, las cifras se disparan, y hay otras muchas miles de mujeres que confiesan que podrían cometer adulterio siempre que nadie se enterara del tema. A estos números, habría que sumar todas aquellas que reconocen haber soñado con acostarse con otro hombre, besar a alguien que no era su pareja o admite pensar en el vecino sexi del piso de arriba mientras hace el amor con su pareja.

Sobre mi cabeza sobrevuela la duda: ¿Y si resulta que no somos culpables? ¿y si es que hemos nacido así y somos infieles por naturaleza? ¿y si la diferencia está en que algunas pueden evitarlo (porque les falta una enzima o algo) y otras no? He preguntado a varios expertos y todos coinciden en que no existe el tal gen de la infidelidad ni nada que se le parezca. Vamos, que no hay excusa posible (en caso de quererla). Y aunque la especie humana no es tan dada a la promiscuidad como otras, no se puede decir que seamos exclusivamente monógamos. En realidad, en el mundo animal los casos de monogamia son más bien raros, sólo un 3% de las especies de mamíferos la practican, y desde el punto de vista biológico se considera incluso una conducta excepcional.  Así que, aunque no hay muchos estudios al respecto, especialistas de renombre apuntan a que depende de cada individua y de las circunstancias, la educación y experiencias previas. Hay algunas que optan por la fidelidad y otras se muestran más reacias, así de fácil, pero todas (y digo TODAS) somos susceptibles de vivir una aventura en algún momento de nuestras vidas.

¿De dónde viene el deseo que impulsa a una mujer a ser infiel? Lo cierto es que el amante no se busca, se encuentra, de pronto y de manera inesperada. Unas son capaces de resistirse, otras menos, pero es un tornado difícil de esquivar. Como todos los fenómenos naturales, pasa por varias fases o etapas. Yo diría que el terreno es propicio cuando:

  • Introducción. Tu matrimonio se ha convertido en rutina, los besos apasionados se convierten en sonoros, tu pareja ha pasado de ser tu amante a convertirse en un compañero de piso, la relación sexual sólo sucede el sábado por la noche, las conversaciones son pocas y en modo monosílabos y tus cortes y cambios de color del pelo pasan desapercibidos… Eres carne de cañón!!! 
  • Nudo. Necesitas estar enamorado, conocer a una persona especial, sumergirte en un segundo chapuzón en las aguas del amor, estar con alguien con el que puedas dormir haciendo “la cucharita”, volver a sentirte deseada… Estás en peligro inminente
  • Desenlace. Cuando una mujer decide ser infiel se enciende la alarma en muchos casos, porque el fino hilo que separa el sexo del amor, o el amor de la ilusión, puede romperse en cualquier momento y querer convertir al “amante” en “pareja”. Ya no hay marcha atrás.
Fotograma de la película “El Graduado”

Madame Bovary o Ana Karenina en la literatura, El cartero siempre llama dos veces, El graduado, Los puentes de Madison o La pasión turca, en la gran pantalla. Los amantes han existido siempre en la ficción, pero son una realidad cotidiana. Historias de amor y desamor, de luchas internas y deseos prohibidos, de guerra y paz que a nadie le dejan indiferente, quizás porque todas somos infieles en potencia o porque desencadenan esa “atracción fatal” que empuja a sucumbir a las bajas pasiones y a la clandestinidad. 

Con todo y con eso, la infidelidad femenina no se limita exclusivamente al terreno sexual. Si así fuera, sería menos arriesgada, pues el interés acabaría cuando la cuota de sexo se ve saciada, pero no es lo habitual. Se trata de algo más emotivo, privado e íntimo.  Los motivos más frecuentes que nos impulsan a lo que vulgarmente se conoce como “poner los cuernos” son la falta de intimidad, es decir, la relación de pareja no es satisfactoria desde el punto de vista afectivo por lo que las mujeres experimentamos un enorme vacío emocional que intentamos llenar con otra persona. La reafirmación de la feminidad: creemos que hemos dejado de ser atractivas para nuestra pareja y la infidelidad se convierte en una vía para volver a sentirnos deseadas y, por último, volver a experimentar el romance: en muchas relaciones de pareja, a medida que pasan los años los detalles románticos disminuyen (o son inexistentes) y las mujeres sentimos la necesidad de volver a experimentar esas “mariposas” en el estómago. Y en muchas ocasiones, sencillamente, es vanidad. La frecuente seducción a otros puede ser una motivación fundamental en mujeres con rasgos narcisistas, quienes miden su autoestima en función de las conquistas que tienen.

Sean cuales sean los motivos que te empujen a los brazos de otro hombre (me encanta esta expresión tan melodramática), hay opiniones para todos los gustos. Los antropólogos dicen que la infidelidad es intrínseca al ser humano, mientras que Sigmund Freud, reconocido como el padre del Psicoanálisis opinaba que todos somos polígamos reprimidos. Y yo creo que los seres humanos podríamos definirnos como una especie que practica lo que en biología se denomina monogamia imperfecta o poligamia moderada.

¿Tú qué opinas?

Os abandono al amor con Love is in The Air (El amor está en el aire), como cantaba el australiano John Paul Young en 1978, el año en que las mujeres españolas celebraban la llegada de “la píldora”.

(more…)

Tags: ,

¿Cómo hacer ondas naturales en el pelo?

Conseguir unas bonitas ondas naturales en el pelo es lo que todas queremos cuando comenzamos a jugar con la plancha del pelo. Si navegamos un rato por YouTube encontramos miles de tutoriales de belleza explicándonos cómo lograr unas bonitas ondas de forma sencilla y rápida. Hoy vamos a ver 6 trucos que nos van a ayudar a lograr peinados muy desenfadados y actuales.

6 formas de hacer ondas naturales en el pelo

  1. Con la plancha

Esta es la manera más conocida de hacer ondas naturales en el pelo. Con la plancha el rizo queda mucho más definido y pulido. Aunque tenemos que tener cierta destreza para lograr un peinado bonito. Esta herramienta de calor es estupenda para hacer todo tipo de ondas. El truco está en pasarla muy suave y lentamente por cada mechón. En la paciencia está la clave.

  1. Con el rizador

Las ondas naturales con las tenacillas o rizador me encantan. Son mucho más fáciles de conseguir que con las planchas. El problema es que corremos el riesgo de quemarnos un poquito. Yo suelo mantener el pelo muy poco tiempo enrollado en la tenacilla, para evitar dañarlo demasiado. Siempre hago las ondas hacia atrás porque el resultado me gusta muchísimo más.ondas naturales en el pelo

  1. Con rulos o bigudíes

Esta técnica es la más tradicional de todas. Para lograr unas ondas naturales en el pelo es importante escoger unos rulos grandes. Solo hay que enrollar cada mechón en el bigudí y dejarlo actuar durante horas. Para lograr resultados más rápidos puedes aplicar un poco de calor con el secador.ondas naturales en el pelo

  1. Con trenzas

Hacer ondas naturales con trenzas es extremadamente fácil. Solo tienes que hacerte dos trenzas antes de irte a dormir y al despertar tendrás unas ondas surferas súper desenfadadas.

  1. Con pañuelo

Una forma que me encanta de hacer ondas en el pelo sin utilizar calor es recurriendo a un pañuelo o cinta. La técnica es sencilla. Colocamos el pañuelo en la cabeza, dejando una parte en la frente. Hay que enrollar cada mechón alrededor del mismo y dejar que el pelo seque de forma natural. El resultado es genial.

  1. Con moño de bailarina

Si tienes un donut para el pelo puedes conseguir unas ondas naturales increíbles. Hazte un moño bien alto con el pelo húmedo y deja que se seque al natural. Cuando te quites el moño tendrás una melena moldeada ideal. Ten en cuenta que cuanto más alto hagas el moño más cómoda irás si tienes que dormir con él.ondas naturales en el pelo

La entrada ¿Cómo hacer ondas naturales en el pelo? aparece primero en El Rincón de Moda.

(more…)

Tags: ,

Irina Shayk y Stella Maxwell posan y diseñan para The Kooples

La prestigiosa marca minorista de moda francesa The Kooples, fundada por los hermanos Alexandre, Laurent y Raphaël Elicha, han confiado en dos embajadoras muy top: Irina Shayk (32 años) y Stella Maxwell (28 años), para presentar su colección de prendas y accesorios para la temporada invernal.

La compañía se encuentra claramente al alza, si en 2014 tenía 321 puntos de venta en Europa, a mediados de 2017, ya contaba con otros 30 puntos en los Estados Unidos, incluidos Bloomingdale’s, y cinco tiendas independientes. Al parecer sus propuestas son muy aceptadas por las mujeres norteamericanas, por lo que los hermanos Elicha se encuentran en plena expansión en ese país.

Quizás por eso, esta campaña ha sido fotografiada por Jason Lee Parry, en diferentes emplazamientos de la ciudad de Nueva York, para darle el toque american style.

En ella, la pareja de modelos, no solo posa en los nuevos anuncios, sino que también han diseñado “it bags” para la temporada, inspirados en el estilo punk y rock and roll, con detalles de tachuelas y metales, tejidos de terciopelo y prints salvajes. Dichos bolsos los podrás adquirir a partir de los 358 €.

Con la elección Stella, top neozelandesa nacida en Bruselas, se quiere mostrar una moda desenfadada y algo picante. Como novia actual de la actriz Kristen Stewart, Stella acapara titulares casi a diario.

Por otro lado, a la rusa Irina, pareja del actor y director Bradley Cooper, y madre de su hija Lea de Seine, le sucede exactamente lo mismo. Ambas destacan por su vida personal casi tanto ¡o más! que por sus trabajos.

(more…)

Tags: ,

El ataque de los clones: yo ya no quiero ná

Empachada me hallo. De tanto animal print. Tanto que necesito una dieta detox de estampados, que está pasando de la tendencia a la plaga. La llamada de la selva. Yo ya no quiero ná… que no sean los clones de esta semana.

aw18 clones balenciaga vestido mango El ataque de los clones: yo ya no quiero ná

Porque el otoño 2018 no se entiende ni este estampado, por muy empachadas que estemos. Y así en Violeta han elegido el estampado cebra de Balenciaga para marcarse el clonazo de este vestido, al que han suprimido únicamente el detalle de las aberturas laterales, lo cual hasta se agradece. No tengo precio del original, si del clon: 59,99 euros.

aw18 clones alexander wang bdba El ataque de los clones: yo ya no quiero ná

Aunque para clonazo el que se ha marcado BDBA, que ha elegido de nuevo a Alexander Wang para convertirlo en su “que yo clonaba pa ti na más”. De tweed y con lazo delantero, han clavado hasta el detalle de los bolsillos. El original cuesta 850 euros; el clon, 139 euros.

aw18 clones saint laurent vestido hm dorado El ataque de los clones: yo ya no quiero ná

Todos los caminos conducen al clon, y si la semana pasada señalábamos este vestido plateado de H&M como opción de shopping para la tendencia Silver, resulta que al mismo tiempo es todo un clonazo de este vestido de Saint Laurent. Y aunque las comparaciones son odiosas, el original cuesta 2.290 euros, y el clon, 49,99 euros.

aw18 clones pantalones michael kors pull El ataque de los clones: yo ya no quiero ná

Tenemos print animal, tenemos tweed, tenemos plateado… ¿y qué nos falta? Pues el tartán. Protagonista de la colección de Michael Kors y también de las novedades de Pull& Bear, donde encontramos este pantalón con un parecido bastante razonable. No tengo precio del original, si del clon: 19,99 euros.

aw18 clones bailarinas gucci sfera lazo El ataque de los clones: yo ya no quiero ná

Y digo yo que habrá que ponerle zapatos a todo esto, ¿no? Gucci siempre es una buena idea, y aunque nos falten los colores corporativos de la marca italiana, el clon está bastante conseguido. Lo firma Sfera, y cuesta 19,99 euros. El original, 495 euros.

Así que vosotras… ¿a qué tendencia le decís “yo ya no quiero ná”?

(more…)

Tags: ,